Inicio/Lifestyle/Viajes/Los monumentos europeos más representativos

Los monumentos europeos más representativos

7 minutos | Algunos de los monumentos de Europa han alcanzado tal nivel de protagonismo que son capaces de representar gráficamente a todo un país. La Torre Eiffel, el Coliseo o la Puerta de Brandemburgo son buen ejemplo de ello, pero no son […]

Algunos de los monumentos de Europa han alcanzado tal nivel de protagonismo que son capaces de representar gráficamente a todo un país. La Torre Eiffel, el Coliseo o la Puerta de Brandemburgo son buen ejemplo de ello, pero no son los únicos.

Europa alberga muchos de los monumentos más representativos y populares del mundo. No hay que olvidar que el viejo continente fue la cuna de las artes y, como tal,  cada región ha sabido crear su propio emblema. Son iconos que, con solo verlos en una fotografía, nos dicen mucho, y nos revelan sin género de dudas de qué país o ciudad se trata. Construcciones que se convierten en los grandes focos de la atracción turística.
Te proponemos un reto: ¿quieres poner a prueba tus conocimientos de Europa? Si es así, tendrás que adivinar a que país o ciudad corresponden los siguientes monumentos europeos más representativos.

Monumentos de Europa más emblemáticos

  • TORRE EIFFEL
La torre Eiffel vista desde abajo

https://pixnio.com

Esta magistral estructura de hierro pudelado fue construida por el ingeniero francés Alexandre-Gustáve Eiffel para que sirviera como arco de entrada y centro de atención de la Exposición Universal de 1889 en París, organizada para conmemorar el centenario de la Revolución Francesa.
Un año antes, Eiffel había presentado esta misma propuesta al Ayuntamiento de Barcelona, pero este rechazó el proyecto por ser una construcción “rara y cara”. Finalmente fueron los parisinos quienes acogieron la torre, aunque sin mucho entusiasmo. De hecho, lo hicieron como algo provisional que debía desmontarse antes de 1900. Pero, afortunadamente, tras unas maniobras militares, el ejército vio que la torre era un lugar privilegiado para instalar sus quipos de transmisión, por lo que pidieron su amnistía.
Actualmente, la Torre Eiffel es un símbolo, no solo de París, sino de toda Francia. Es uno de los monumentos más importantes de Europa y el más visitado del mundo. Vale la pena subir a lo alto para disfrutar de una de las vistas urbanas más maravillosas de Europa.

  • BIG BEN
El palacio de Westminster, el Big Ben y el río Támesis, Londres.

https://pixabay.com

La famosa torre del reloj londinense forma parte del Palacio de Westminster, sede del Parlamento de Reino Unido, construido en 1858. La torre mide cerca de cien metros de altura, lo que la convierte en la tercera torre de reloj más alta del mundo. Además, también destaca por el reloj de cuatro caras, que ostenta el honor de ser el más grande del mundo.
Pero lo que pocos saben es que en realidad el Big Ben es sólo la campana del reloj, no la torre entera, pero su belleza y simbolismo han cobrado tal envergadura que en la actualidad es uno de los rincones más fotografiados de la ciudad, si no el que más. También ha protagonizado un sin fin de películas y es con toda seguridad uno de los monumentos más importantes de Europa.

  • TORRE DE PISA
torre de pisa

https://pxhere.com

Ir a Pisa, en la Toscana, y no hacerse una foto “sujetando” su famosa torre inclinada es como no haber estado allí. Encuadrada dentro del conjunto arquitectónico de la Piazza del Duomo y declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1987, la Torre de Pisa es uno de los monumentos más visitados de Europa. Se trata del campanario de la Catedral de Pisa, que en lugar de estar adherido al mismo templo, está separado por unos metros.
El motivo por el que la torre está torcida no es –como creen muchos turistas- intencionado, sino que se debe a que sus cimientos son débiles y el subsuelo inestable. Además, esta imperfección no es algo reciente. Poco después de construir la tercera planta, en 1178, la torre cedió tres metros hacia el norte. Y es que el diseño fue un despropósito desde el comienzo. Por fortuna, y debido a las guerras entre los pisanos y los estados vecinos, se tuvo que dejar en pausa la construcción durante más de un siglo, el lapso de tiempo suficiente para hacer que el suelo terminara de asentarse. Y eso es lo que ha hecho que la torre no se haya derrumbado aún.

  • ACRÓPOLIS DE ATENAS
Acrópolis de Atenas

https://pixabay.com

Situada en una cima que se alza a 156 metros sobre el nivel del mar en Atenas se encuentra la Acrópolis, todo un emblema de Grecia y uno de los monumentos más importantes de Europa. Además es una de las nuevas maravillas del mundo, la máxima expresión y el centro neurálgico de toda la cultura griega. Por desgracia, ha sufrido tantos daños que lo que aún queda está excesivamente deteriorado, pese a las continuas restauraciones, sobre todo en el Partenón, que hacen que sea imposible verla sin andamios.
Dentro de la Acrópolis destaca el Partenón, un enorme templo del siglo V diseñado por Ictino y Calícrates y decorado por Fidias, que supone la quintaesencia del arte clásico griego, con sus impresionantes columnas de mármol pentélico.

  •  COLISEO
El Coliseum

https://pixabay.com

Junto con la Fontana de Trevi, el Coliseo es el mayor distintivo de la ciudad de Roma. Construido hace más de dos mil años, es el anfiteatro romano más antiguo y mejor conservado del mundo. En su época de máximo esplendor, ofrecía luchas de gladiadores, ejecuciones de prisioneros, o recreaciones de batallas para satisfacer los extraños gustos de los habitantes de la época. Unos gustos que duraron quinientos años, hasta que en el siglo VI se celebraron los últimos juegos.
Con unas dimensiones de 188 metros de longitud, 156 metros de anchura, 57 metros de altura y espacio para más de 50.000 personas, el Coliseo es también el mayor anfiteatro del mundo.

  • PUERTA DE BRANDEMBURGO
Puerta de Brandemburgo

https://pxhere.com

Situada en el corazón de la ciudad, muy cerca del Reichstag y la Potsdamer Platz, se encuentra la Puerta de Brandemburgo, la máxima representación gráfica de Berlín y el mayor símbolo de la historia más cruenta de Europa. La puerta, obra del arquitecto Carl Gotthard Langhans, es una construcción en piedra arenisca de 26 metros de altura y 11 de longitud de marcado estilo neoclásico temprano. Para su diseño, el artista se inspiró en los Propileos que dan acceso a la Acrópolis de Atenas.
Curiosamente, durante la guerra fría, cuando Berlín estaba dividido por el Muro de la Vergüenza, la puerta se quedó en tierra de nadie: no se podía acceder a ella ni por el este ni por el oeste. Con la caída del Muro, esta belleza arquitectónica resurgió y cobró el protagonismo merecido, pasando a convertirse en el emblema de la nueva Alemania reunificada.

  • STONEHENGE
Stonehenge

https://pixabay.com

Stonehenge, el monumento megalítico tipo crómlech construido a finales del neolítico (siglo XX a. C.), está situado en un entorno privilegiado, entre prados de un verde resplandeciente y una bruma sutil, lo que contribuye a incrementar esa atmósfera esotérica que lo envuelve y lo llena de gran misticismo.
A día de hoy no se sabe con certeza el fin para el que fue construido. Algunos hablan de un templo musical (lo que lo situaría en uno de los primeros de la historia); otros, de un lugar de culto destinado a hacer rituales por las almas de los difuntos. Otras fuentes hablan de que su función era la de un gran reloj astronómico. Lo que sí se sabe con total seguridad es que es uno de los monumentos más importantes y significativos de Europa y la representación megalítica más conocida del mundo.
El conjunto, situado en el condado de Wiltshire, Inglaterra, a unos quince kilómetros de Salisbury, fue proclamado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1986.

La riqueza de monumentos en Europa

El viejo continente es el sueño de muchos viajeros que ansían encontrar las raíces de la historia y ser testigos de valor incalculable de su arte representado en construcciones, esculturas, pinturas, etc. Tanto es así, que los monumentos más representativos –que son muchos más de los que figuran en esta lista- reciben cada año millones de visitantes deseosos de conocer de primera mano la magnitud de estas obras.

En este punto, España no se queda corta. Dentro del territorio nacional podemos enorgullecernos de contar con obras tan representativas y únicas como la Alhambra de Granada, la ciudad palatina andalusí del siglo IX; la catedral de la Sagrada Familia en Barcelona, la obra majestuosa e inacabada de Antonio Gaudí; o las cuevas de la Sierra de Atapuerca, con vestigios fósiles de los primeros seres humanos que se asentaron en Europa.
Si deseas disfrutar de alguna de estas maravillas, recuerda hacerlo con la mejor protección. El Seguro de Viajes MAPFRE te proporciona las coberturas más completas para mantener todas las garantías estés donde estés.

11 abril, 2018|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.