Los lugares que no te puedes perder en Viena

Inicio/Lifestyle/Viajes/Los lugares que no te puedes perder en Viena

Los lugares que no te puedes perder en Viena

Descubre qué visitar en Viena para aprovechar al máximo la capital austriaca aunque tu estancia sea breve. Viena, la ciudad de edificios imperiales y majestuosos y las cafeterías más bonitas del mundo, tiene mucho que ofrecer a sus visitantes. De […]

Descubre qué visitar en Viena para aprovechar al máximo la capital austriaca aunque tu estancia sea breve.

Viena, la ciudad de edificios imperiales y majestuosos y las cafeterías más bonitas del mundo, tiene mucho que ofrecer a sus visitantes. De su época de esplendor conserva su ademán decimonónico, con palacios, avenidas, monumentos y museos que nos recuerdan su glorioso pasado. La ciudad fue un referente intelectual a todos los niveles y cuna de los mejores músicos de la historia o de los pensadores que cambiaron el mundo. Descubre qué visitar en Viena, y los puntos más destacados para no perderte entre la ingente oferta de la capital de Austria.

Qué visitar en Viena

  • Ópera de Viena

Teniendo en cuenta que Viena es la capital musical de Europa, su ópera estatal estaba predestinada a encabezar esta lista de visitas obligadas. De hecho, su compañía es la más importante del mundo. Si tienes la oportunidad, vive uno de sus conciertos en directo.

Si no puedes conseguir un asiento, puedes conseguir una plaza de pie para la misma función del día (mucho más económica). Si estás allí en abril, mayo, junio o septiembre, cuentas con la opción de ver sus óperas y espectáculos de ballet en las pantallas gigantes que instalan fuera del edificio.

Primer plano de la estatua de Johann Strauss en el parque Stadtpark, Viena

https://pixabay.com/es/viena-viol%C3%ADn-estatua-1303429/

Pero su imponente legado musical no se reduce a la ópera. La ciudad entera rezuma su pasión por este arte rindiendo tributo a los mejores compositores que han nacido o vivido ahí, como el memorial a Johann Strauss en el parque Stadtpark, o las referencias a Mozart en toda tienda de souvenirs que se precie.

  • Museo de historia del arte

Este museo, ubicado en un palacio de la Ringstraße, es uno de los primeros del mundo dedicados a las bellas artes y artes decorativas. Fue inaugurado por el emperador Francisco José I de Austria en 1891 con el fin de dar cabida a la colección de los Habsburgo y hacerla accesible al gran público. En su interior se encuentra la mayor colección del mundo dedicada a Rubens, un amplio número de pinturas de Brueghel el Viejo, así como varios retratos de Velázquez que fueron enviados como obsequio por el rey Felipe IV.

  • Catedral de San Esteban

Situada en pleno corazón de la ciudad se alza esta imponente catedral gótica que se ha convertido en un símbolo vienés. Destaca su torre de 136 metros, por la que se puede ascender hasta la cima (si te animas a escalar sus 343 escalones) y disfrutar de una increíble vista panorámica con todos los monumentos más relevantes de la ciudad. Dentro de la catedral, no te pierdas el púlpito de piedra con sapos y lagartos tallados en ella en actitud de lucha, como representación de la eterna batalla entre el bien y el mal.

  • Crucero por el Danubio

Merece la pena reservar una jornada para hacer un crucero por el río Danubio hasta el valle de Wachau, declarado Patrimonio Mundial de la UNESCO. Durante el trayecto, puedes tomarte un café o degustar una cerveza autóctona mientras te deleitas con la vista de pueblos con un encanto especial, castillos de cuento, etc.

  • Palacios imperiales

El esplendor del imperio de los Habsburgo que fue en otra época aún mantiene vestigios de grandeza en la ciudad. Muestra de ello es el Palacio del Hofburg, centro neurálgico hasta 1918. En la actualidad, es la sede oficial del presidente austriaco, pero también cuenta con zonas visitables, como los apartamentos reales, un invernadero de estilo modernista con una importante muestra de mariposas exóticas, la biblioteca nacional, y la capilla, donde podrás escuchar al famoso coro de los Niños cantores de Viena.
Otros puntos destacados, esa magnificencia de antaño son el Palacio de Schönbrunn, antigua residencia de verano del emperador austriaco que cuenta con bellos jardines y hasta con un zoo; o el Palacio de Belvedere, en cuyo interior encontrarás obras de Gustav Klimt.

El Palacio de Belvedere en Viena

https://pixabay.com/es/castillo-belvedere-viena-2003867/

 

  • Escuela de equitación española

El espectáculo de los caballos de raza lipizzana (la más antigua de Europa) haciendo ballet al son de la música es algo que hay que ver sí o sí. Las entradas son excesivamente caras y, además, tienen que adquirirse con bastante antelación, pero siempre puedes recurrir a la versión low cost: por un precio bastante más reducido podrás ver cómo practican por la mañana en esta sala barroca de 1729.

  • Museo de carruajes imperiales

Situado en el Schlosspark del Palacio de Schönbrunn, este singular museo exhibe carruajes y vehículos históricos, siendo uno de los mayores del mundo en esta temática. Pero además, en su interior encontraremos pinturas y vestidos que nos dan una idea de cómo era la vida de la corte entre coronaciones, bodas, viajes, cacerías y cortejos fúnebres. No te pierdas el «Sendero de Sisi», una muestra dedicada a la famosa reina, con artículos y documentación novedosos.

Hundertwasserhaus

Fachada de colores de la Hundertwasser Haus

https://www.flickr.com/photos/125013039@N02/14457427209

Una de las visitas más populares de la ciudad es la de este complejo residencial diseñado por el artista Friedensreich Hundertwasser, cuya estética excéntrica, sus llamativos colores, sus ventanas desparejadas y sus centenares de árboles y arbustos creciendo en sus balcones y ventanas, no dejan indiferente a nadie. No se puede acceder al interior, pero en la cercana Kunst Haus Wien encontrarás más información sobre el trabajo de este artista que ha conseguido dar una nota de color entre tanto edificio clásico.

  • El Tercer Hombre

Hay varios tours que recorren los lugares clave del clásico de cine de 1949 protagonizado por Orson Welles y que retrata la Viena de la postguerra, durante la ocupación del ejército aliado. Hay algunas empresas que te llevan incluso bajo suelo, para recorrer el alcantarillado, donde se rodaron las escenas más legendarias de la película. Si no te gustan las profundidades, tienes la opción de visitar el Museo del Tercer Hombre.

  • Cafés de Viena

Entre visita y visita, no dudes en hacer un descanso en una de las numerosas y encantadoras cafeterías de sus calles. Si lo prefieres, puedes pasar un día entero sentado en una de ellas leyendo, charlando…, ya que, tal y como describe la Agencia Nacional para el Patrimonio Cultural Intangible de la UNESCO, las cafeterías de Viena son «lugares donde se consumen tiempo y espacio, pero sólo el café aparece en la cuenta”. Para completar la experiencia, acompaña tu café con un trozo de tarta strudel de manzana, uno de los dulces más típicos de la ciudad.

Antes de emprender el viaje

Dedica varios días a organizar cada una de las visitas. Viena es una ciudad imponente que tiene mucho que ofrecer, por lo que conviene llevar la planificación desde el país de origen. Además, hay determinados espectáculos que tendrás que reservar con antelación si quieres asistir a ellos. De esta manera, evitarás llevarte una desagradable sorpresa en la puerta. El Seguro de Viajes MAPFRE te ayudará también a que la experiencia sea aún más gratificante, ya que te protegerá ante cualquier incidente que pueda surgir.

27 noviembre, 2017|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.