Organiza tu gap year y tómate un respiro

Inicio/Lifestyle/Viajes/Organiza tu gap year y tómate un respiro

Organiza tu gap year y tómate un respiro

El gap year es de todo menos un año perdido o sin hacer nada. Aunque el término ahora se usa para muchas y diversas situaciones, el origen de este año nace en los estudiantes que antes de ir a la universidad se toman un tiempo para aclararse y pensar en su futuro.

¿Qué vas a estudiar en la universidad? ¿Qué máster es el perfecto? No es una cuestión que se pueda decidir en un segundo y por eso, se instauró el gap year en países como Estados Unidos, Gran Bretaña o Alemania. Aunque en España se traduce como año sabático, lo cierto es que el concepto es algo muy distinto, pues se trata de enriquecerse fundamentalmente viajando y tiene poco que ver con la idea de no hacer nada.

¿Qué se hace en el gap year?

La organización del gap year ha de ser personal y exclusiva para cada uno. Si se espera que realmente sea una etapa vital aprovechada, es mejor no dejarse llevar por lo que otros hacen o han hecho. Hay opciones clásicas:

  • Aprender idiomas
  • Conocer otras culturas
  • Hacer voluntariado
  • Resolver dudas personales
  • Orientar la carrera profesional

Las alternativas sobre qué hacer durante este año son muy variadas y dependen también de las condiciones particulares de cada persona y la meta que se propongan para este tiempo de transición.

Las experiencias de otros pueden servirte de inspiración, pero no tiene por qué ser lo que tú tienes que hacer en tu año sabático. Si por algo se caracteriza esta experiencia es por ser versátil y adaptable a cada persona que se propone hacerla.

¿Cómo se organiza un año sabático?

Un año hueco –que es lo que significa gap year– exige un traslado o lo que es lo mismo, un viaje. No todos los viajes serán iguales o se enfocarán de la misma forma, pero la experiencia y el aprendizaje que te permite y te proporciona un año así, está ligado a la salida de tu entorno próximo y zona de confort.

Hay que viajar, pero puedes hacerlo como mejor te parezca: mochila al hombro y a la aventura o con un horario mucho más cerrado y previsto desde el minuto uno. En cualquiera de los casos, lo que sí te servirá para evitar imprevistos y contar siempre con recursos es contratar una póliza de seguro de viaje adecuada a tu escapada, por ejemplo, una experiencia interrail.

Hay dos puntos de partida clave en la planificación de un gap year, hay que resolver el tema económico y determinar el tiempo que estaremos fuera.

Presupuesto para un gap year

La financiación de un año sabático es lo primero que hay que resolver. Si se trata de un estudiante, lo más habitual es contar con el apoyo económico de la familia, pero también son muchos los jóvenes que ahorran con este propósito, para poder disfrutar de este tiempo.

Si te decantas por un programa con alguna empresa experta en ofrecer experiencias gap year, es posible contar con financiación ajena a través de bancos o entidades relacionadas. Incluso, teniendo en cuenta la condición de estudiante, es posible encontrar becas o programas de intercambio para poder obtener apoyo económico para esta aventura.

El trabajo esporádico o temporal en el lugar de destino de tu gap year tampoco es mala idea y son muchos los que se pagan así sus años de preparación para la universidad o antes de introducirse definitivamente en el mercado laboral.

Tiempo para estar de gap year

Aunque el nombre de esta experiencia sugiere que es un año, no es más que una aproximación o una forma de entenderlo. Puede ser menos o más, según tu proyecto. Incluso hay personas que empiezan por organizarse un verano sabático y acaban encontrando un modo de vida que les seduce y le resulta atractivo para mucho más tiempo.

Es evidente que hay condicionantes para elegir el tiempo que durará tu gap year, principalmente, el económico y los planes que tengas para después, si tienes que matricularte en la universidad, por ejemplo, tendrás que cumplir con plazos.

Un año es el tiempo más recomendado, especialmente, si quieres centrarte en una experiencia completa y de inmersión en un país extranjero. En este caso, se aconseja buscar destinos que sean atractivos para tus gustos y preferencias personales, además de interesantes de acuerdo con tus futuros estudios o trabajos, para así aprovechar este tiempo y mejorar tu perfil laboral y tus probabilidades de acceso a un puesto de trabajo.

Un ejemplo: un gap year tradicional

Mujer con gafas de sol sentada sobre una barandilla en un paisaje natural

https://bit.ly/2PaZ8Ho

Canadá, Gran Bretaña o Estados Unidos están entre los destinos más populares y apreciados. Entre los estudiantes españoles es habitual buscar lugares donde perfeccionar el inglés o familiarizarse con un segundo idioma que puede servir para impulsar su carrera posterior dentro o fuera de nuestras fronteras.

Si no te sientes muy seguro improvisando o tienes muchas dudas y poco tiempo para planificar tu gap year, contar con ayuda profesional es la mejor alternativa. Este tipo de empresas son expertas y no dejarán ningún detalle sin atar, te ofrecerán propuestas, alternativas e ideas según tus gustos y preferencias. Con la comodidad de que ellos se encargaran de trámites, gestiones, alojamientos e incluso, transporte.

Dedicarte un año a ti mismo es un sueño que a menudo se tiene y no se cumple, sin embargo, en las culturas anglosajonas el gap year está más que implantado en la sociedad donde los estudiantes plantean ese año como un tiempo para descansar, encontrar motivación y pensar en lo que quieren hacer con sus vidas. ¿Estás decidido a adoptar esta costumbre? Los que la han probado aseguran que es crucial y vital para el futuro.

5 septiembre, 2019|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.