Prepararse para hacer el Camino de Santiago

Inicio/Lifestyle/Viajes/Prepararse para hacer el Camino de Santiago

Prepararse para hacer el Camino de Santiago

El Camino de Santiago es un reto que precisa de preparación física y mental. Te contamos cómo prepararte si es la primera vez que te enfrentas a esta aventura.

Cada año, miles de personas de todo el mundo se preparan para hacer el Camino de Santiago. Un recorrido que cuenta con decenas de tramos diferentes, y que se puede comenzar desde varios puntos de partida, según el número de días destinados a esta aventura y la distancia que se desee recorrer.

Pero hacer el Camino no solo consiste en dar un agradable paseo por el campo. Si tu idea es conseguir la Indulgencia plenaria, cada una de las etapas tiene una media de 20 a 30 km, que hay que recorrer cargado con una mochila a la espalda, por lo que será necesario hacer una preparación previa tanto física como mental.

Si es la primera vez que te enfrentas a un tramo del Camino, tanto a pie como en bici, hay algunos aspectos que debes tener en cuenta. Estas son las claves para prepararte y que puedas disfrutar mucho más la experiencia sin riesgos ni sorpresas.

Prepárate antes de hacer el Camino de Santiago

Por muchos consejos que te den, hasta que no comienzas a andar, no aprendes por ti mismo qué es lo que mejor te funciona. Pero hay algunas recomendaciones prácticas para todos los caminantes que te vendrán muy bien en tu preparación previa si vas a hacer el Camino sin tener experiencia.

Entrenamiento físico

No todos estamos preparados para hacer varios kilómetros al día, durante varios días seguidos. Ten en cuenta que las etapas tienen una distancia de unos 25 km de media, lo que te exige una preparación física mínima para poder aguantarlos.

Comienza al menos 2 meses antes de la fecha de partida a hacer paseos largos por la naturaleza. Ve poco a poco aumentando la distancia y el ritmo, sin olvidarte de complementar este ejercicio con estiramientos musculares para ganar flexibilidad.

Practica subidas en el campo con peso en la espalda, y tu cuerpo estará más preparado para afrontar el reto.

Preparación de los pies

Los pies son sin duda los más perjudicados después de terminar cada etapa. Antes de ponerte a caminar, prepáralos con mimo en casa para que no sufran.

Comprueba que tus pies gozan de plena salud. Hidrátalos, retira la piel muerta, los callos y piel endurecida, y no te olvides de cortar bien las uñas para que no se claven. Si tienes cualquier rozadura, procura que se cure antes de comenzar el camino, cubriéndola correctamente con tiritas o protegiéndola con vaselina.

Alimentación e hidratación

Además de la preparación física, es muy importante que el cuerpo se vaya adaptando poco a poco a través de la alimentación. Es el momento de cubrir las reservas hídricas y energéticas de tu cuerpo, para tener suficiente combustible durante el Camino.

Sigue una alimentación sana y variada, rica en alimentos vegetales para un correcto aporte de vitaminas y minerales. Cubre tus niveles de hierro y otros minerales de origen animal, tomando carne y pescado de calidad, así como alimentos ricos en fibra e hidratos de carbono complejos.

En el Camino de Santiago, la mayoría de las etapas comienzan a hacerse de madrugada para aprovechar las horas más frescas del día, y llegar al destino antes del mediodía.

Adapta tu alimentación a estos horarios antes de comenzar la aventura, para que tu cuerpo adquiera el ritmo y te cueste menos.

Calzado adecuado

Uno de los preparativos básicos es elegir un calzado cómodo. Lo ideal es llevar unas botas de montaña, aptas para hacer trekking si vas a hacer algún tramo con subidas o bajadas. Si haces el camino en verano, también te valdrán unas zapatillas deportivas más ligeras.

El calzado ya debe estar usado. Evita estrenar unas botas nuevas, porque corres el riesgo de que te hagan heridas. Debe adaptarse bien a tu pie, que sean ligeros y no pesen, y que se ajusten a los tobillos para evitar torceduras.

Protege tus pies con calcetines de algodón y lleva siempre contigo algunas tiritas y material de cura por si a caso.

Mochila y equipaje

Será tu compañera inseparable para el Camino, por lo que es importante que se adapte a ti. Debe ser lo más ligera posible, que te resulte cómoda y que no notes que la llevas.

Escoge una mochila con correas que crucen el pecho y la cintura. De esta forma, el peso quedará más repartido. No cargues en ella más del 10% de tu peso, dejando en el fondo aquellas cosas que pesan más para repartir bien el peso.

Siempre es mejor llevar pocas cosas que ir demasiado cargado. A lo largo del Camino podrás ir comprando lo que necesites y lavando la ropa.

Planifica las etapas

El último consejo que te damos para prepararte el Camino de Santiago es que organices las etapas que quieras hacer. No tienes que llevar todo 100% planeado, sino una ruta más o menos pensada para optimizar los días.

Busca información sobre las etapas que vas a hacer, el mejor momento para hacerlo, rutas recomendadas, qué distancia tiene cada una, los albergues disponibles, y las complicaciones que se pueden presentar cada una.

Esta preparación no te llevará demasiado tiempo, pero sí te ahorrará muchos problemas y sorpresas cuando comiences a caminar y tu cuerpo y tu mente vayan acumulando cansancio paso tras paso.

A pesar de que el Camino de Santiago es una gran prueba física y mental, todos los peregrinos que han participado en él coinciden en que es una de las mejores experiencias del mundo. Prepárate previamente con estos consejos, y solo tendrás que preocuparte de disfrutarlo de principio a fin.

8 septiembre, 2019|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado.Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios.Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.

Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar su navegación. Vd. puede configurar su navegador para rechazar estas cookies, pudiendo en tal caso limitarse la navegación y servicios del sitio web. Si no modifica esta opción y continua navegando, Vd. está consintiendo en la utilización de las cookies de este sitio web. Si desea más información sobre las cookies que utilizamos en nuestro sitio web, puede consultar nuestra Política de Privacidad y Cookies. Cerrar