Ago12

Qué tipos de té existen y sus propiedades

Publicado por

FacebookTwitterWhatsAppEmailPinterestGoogle Bookmarks

El té es una infusión muy popular. Cada vez hay más tipos de té y a veces podemos confundirnos entre las variedades que existen si no sabemos las características de cada una de ellas. Te presentamos la guía definitiva para que sepas distinguirlas.

taza transparente de té sobre una mesa de madera

Conocer qué tipos de té existen nos ayudará a saber qué elección deberíamos tomar según el momento del día o cómo nos sintamos. Aunque esta infusión, tradicionalmente, ha sido usada en España como alternativa al café, actualmente, cada vez más gente decide apostar por ella, lo que ha hecho que exista una mayor variedad de tés en el mercado.

El té no es una planta homogénea y, según el lugar donde haya sido plantada, las características meteorológicas o el modo de secado puede tener unas propiedades u otras. Te presentamos la guía definitiva sobre tipos de té para que puedas conocer cual se adapta mejor a ti.

Té blanco

Antiguamente reservado al emperador, este brebaje destaca por su color pálido, del cual obtiene el nombre. Para lograr esta tonalidad se recolectan las yemas de plantas cultivadas a la sombra antes de que se abran. De este modo, se limita el proceso clorofílico y tenemos un sabor suave muy característico.

Este tipo de té destaca por sus propiedades antioxidantes y por su capacidad para combatir el colesterol. También ayuda a incrementar la concentración, por lo que es usado como ingrediente en productos para aumentar la capacidad de estudio.

Té verde

Para obtener este producto, secan las hojas de la planta de una manera rápida que hace que se retengan las células clorofílicas. Al no llegar a fermentar, su sabor tiene matices vegetales y minerales. Para ser elaborado, es muy importante que el agua esté entre los 76 y los 85 grados centígrados. Una temperatura mayor causaría que la infusión se amargase en exceso.

Muy popular en China y en Japón, se trata del segundo tipo de té más consumido en el mundo. Es ideal para dolencias cardiovasculares debido a ser un vaso dilatador natural. Su concentración en flúor y en vitaminas le hace aconsejable para dientes, pelo y como complemento alimenticio.

Té rojo

Para obtener su característico color es necesario dejar fermentar las hojas durante largos periodos (en algunos casos supera los 30 años). A medida que pase más tiempo, más intenso y caro será el resultado. Su penetrante sabor hace que sea la variedad de té más consumida a nivel global.

Destaca por su capacidad para aumentar la función metabólica del cuerpo, lo que hace aumentar la quema de grasas. Su efecto diurético también está probado, al igual que sus beneficios sobre el aparato digestivo.

Té negro

La oxidación producida durante su proceso de elaboración es la que le otorga un color oscuro a las hojas del cual toma el nombre. Sin embargo, no te dejes engañar, porque una vez mezclado con agua caliente, el resultado será un brebaje de tonalidad intensa (generalmente marrón) pero que en ningún caso es negra. Será el grado de oxidación el que le otorgue el matiz cromático y el punto de sabor. Debemos hervirlo a una temperatura de entre 90 y 95 grados centígrados para obtener toda su esencia.

Es el tipo de té con más teína, lo que le hace propicio para personas con enfermedades cardiovasculares. También es un complemento positivo para cuidar nuestros ojos y evitar que se irriten, algo bastante común en verano debido a que la luz brilla con más potencia y es más peligrosa si no se cuenta con gafas de sol. Sus propiedades diuréticas también requieren ser mencionadas.

Té amarillo

Aunque para hacerte con unas hojas de esta planta debas acudir a una tetería especializada, debido a que su uso no está aún muy expandido en occidente, merece la pena dar una oportunidad a este tipo de té.

    Muy similar a la variedad verde, su proceso de elaboración permite que tenga un sabor más dulce y aromático.

    Rico en vitaminas B1 y B2, previene el envejecimiento celular. Esta propiedad ayuda a recuperar el brillo de la piel dañada. Sin embargo, no hay que excederse en su consumo, pues una ingesta demasiado elevada podría contribuir a que los dientes se amarilleen de manera antiestética.

    Hay un gran número de tipos de té entre los que elegir según gustos personales. Cada uno de ellos tiene unas propiedades especiales que, además de su sabor, ayudan a cuidar el cuerpo. Sin embargo, no dejes todo en manos de infusiones y confía en el Seguro de MAPFRE Salud  para mantenerte en buena forma, gracias a su amplio personal médico.

    Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

    Deja un comentario

    Todos los campos son obligatorios

    Conectar con Facebook

    Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

    TE RECOMENDAMOSx