Karl Lagerfeld, el genio que se alzó como el káiser de la moda

Inicio/Lifestyle/Moda y Belleza/Karl Lagerfeld, el genio que se alzó como el káiser de la moda

Karl Lagerfeld, el genio que se alzó como el káiser de la moda

Así fue la vida del icónico modisto Karl Lagerfeld, ochenta y cinco años marcados por la excentricidad, el trabajo incansable y la genialidad de sus creaciones, sobre todo al frente de la casa Chanel.

El genial modisto, al que algunas de sus musas han definido como el Miró del diseño, falleció el 19 de febrero a los 85 años de edad. Karl Lagerfeld, el hombre de la larga cabellera recogida en una coleta, sus inseparables gafas opacas y su traje negro con camisa blanca, decía adiós al mundo de la moda después de una carrera asombrosamente versátil y prolífica, y tras haber sabido reinventarse durante los más de sesenta años de trayectoria profesional.

El conocido como el káiser de la moda llevaba enfermo desde hace un tiempo. Su ausencia en el último desfile de la casa fundada por Coco Chanel había desatado todas las alarmas, ya que jamás había faltado a ninguna de estas citas. «Se sentía cansado», alegaron desde la maison. Aunque para muchos, estas declaraciones eran el augurio de una pronta retirada, lo cierto es que Lagerfeld había iniciado una nueva colaboración con la estilista Carine Roitfeld. En sus planes no entraba la jubilación.

Y es que, lo de Lagerfeld con el mundo del diseño era pura pasión, hasta él mismo se definía como “una máquina”. Cada año, creaba diez colecciones para Chanel y dos para Fendi, y realizaba él mismo las fotografías de sus campañas. Era un auténtico renacentista que además se dedicaba al dibujo y la decoración.

Karl Lagerfeld, la creación del mito

Sus esfuerzos eran igual de incansables cuando trataba de mantener el misterio en torno a su vida privada. Se cree que nació el 10 de septiembre de 1933, un dato que él nunca quiso confirmar.

Desde que llegó junto a su madre a París, en una época en la que el territorio galo aún se curaba las heridas de la ocupación alemana, los relatos que narraba sobre su familia aunaban realidad y leyenda.

En 1949, ocurrió algo que sin duda iba a marcar el resto de su vida. Acompañó a su madre al que fue su primer desfile de moda en la casa Dior. Aquel 13 de diciembre nació su amor por la costura, un amor que le acompañaría siempre.

El otro gran amor de su vida, por cierto, fue su gato Choupete nacido en 2011. Que, además de su mascota, es todo un influencer que cuenta con sus propias redes sociales, siendo la de Instagram la más popular, con más de 135.000 seguidores.

Pero volviendo al genio de la costura, Lagerfeld comenzó desde lo más bajo y su talento y esfuerzo le hicieron ir subiendo como la espuma. En 1954 ganó su primer premio en el sector. Entre sus contrincantes estaba nada menos que Yve Saint-Laurent, a quien consiguió desbancar sin titubeos. No pasó desapercibido, y Pierre Balmain, uno de los miembros del jurado, quiso llevarse con él al joven Karl.

El hombre que resucitó a Chanel

Adquirió experiencia y notoriedad en varias casas de moda, hasta que a mediados de la década de los ochenta, Alain Werthimer, propietario de Chanel, puso sus ojos en él. Quizá aquel artista del diseño pudiera reflotar la marca en un momento en el que pasaba por una verdadera crisis. Su fundadora Coco Chanel no había sabido anticipar el éxito de los vaqueros y las minifaldas, y la maison de la moda parisina comenzaba a tambalearse.

El diseñador hizo magia: versionó hasta la saciedad el mítico traje falda de Chanel, creó nuevos diseños de tweet para modernizar este tejido, revalorizó las populares bailarinas bicolores e impulsó los perfumes y la línea de cosméticos. Acertó de pleno, levantó la marca y la sitúo de nuevo en el olimpo de la moda, y ahí permaneció, incansable, durante más de 36 años de su vida.

Fue un visionario que supo anticiparse a cada época, lanzando líneas de ropa que le dieron fama y proyección internacional. Entre sus piezas legendarias, cabe destacar su bañador con agua burbujeante brotando en el frente, un vestido imitando a un automóvil con una parrilla de radiador y parachoques, y una amplia variedad de sombreros insólitos.

La personalidad excéntrica de un genio

Como todo genio del arte que se precie, Karl Lagerfeld también tenía su lado excéntrico. Sus constantes declaraciones sobre las personas con sobrepeso y la política francesa le valieron el sobrenombre de “káiser” de la moda. Aunque lo cierto es que sus palabras tenían dardos afilados para todos.

Solo él era capaz de decir cosas como que “los hombres rusos son tan feos que, si yo fuera una mujer rusa, me haría lesbiana”; “La clase media no tiene suficiente clase”; “Los estampados florales son para mujeres gordas de mediana edad”; “Odio a los niños”. Tampoco se ruborizaba al criticar a alguien en concreto, como cuando en 2012 dijo que la cantante Adele estaba “un poco demasiado gorda”.

Carolina de Mónaco, su gran embajadora

Karl Lagerfeld junto a Carolina de Mónaco

https://bit.ly/2EiGSZB

Carolina de Mónaco, la princesa monegasca y una de las grandes ‘reinas de la moda’, desarrolló un vínculo muy especial con el diseñador. Se alzó como su embajadora internacional e hizo que muchos de los diseños elegidos por ambos hicieran historia.

Su relación comenzó en la década de los ochenta, época en la que Lagerfeld entraba en la maison parisina como diseñador creativo. Ambos formaban un tándem de estilo perfecto en el que la admiración circulaba en ambos sentidos. Tanto es así que el modisto consiguió que la princesa, reacia a sentarse en la primera fila de los desfiles de otros diseñadores, accediera a ocupar el front row de los suyos.

Sus otras musas

Carolina no fue la única. Para buscar inspiración, el diseñador se rodeó siempre de las figuras del cine, la música o la moda que mejor se adaptaban a su idea de cómo debía ser una mujer, con el mismo estilo sobrio y sofisticado que el modisto impregnaba en sus colecciones.

Por su lista de elegidas, desfilaron nombres como Inés de la Fressange, cuyos rasgos andróginos y su aspecto nada convencional sedujeron a Lagerfeld.

Muchas de ellas, además de musas se convirtieron en amigas. Fue el caso de la actriz francesa Catherine Deneuve, representante del estilo chic parisino, que fue la imagen del icónico Chanel Nº5. Su amor por la marca llegó hasta el punto de elegir el estilo de los trajes de dos piezas y los vestidos de Tweed de Chanel para su boda.

En los noventa, con el fenómeno de las supermodelos, amplío fronteras e incorporó a su lista de musas a modelos de la talla de Linda Evangelista, Kate Moss o Claudia Schiffer.

Con el cambio de siglo, también cambió el rumbo de la marca. En los inicios del siglo XXI, el káiser empezó a decantarse por las actrices del momento, como Keira Knightley, Penélope Cruz, Tilda Swinton, Diane Kruger o la cantante Vanessa Paradis.

Lo de Paradis y Lagerfeld fue una relación muy estrecha, lo que originó que la hija de la cantante y Johnhy Depp, Lily-rose Depp, llamara la atención del diseñador. Ella fue una de sus últimas musas, junto a Kristen Stewart, Cara Delevingne o Alexa Chung, entre otras.

Tras su fallecimiento, el legado del artista de la costura continúa en manos de Virginie Viard, la mujer que, hasta el momento, había estado a la sombra del modisto.

 

Karl Lagerfeld, el genio que se alzó como el káiser de la moda
3.7 (73.33%) 3 votes
21 febrero, 2019|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado.Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios.Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.

Karl Lagerfeld, el genio que se alzó como el káiser de la moda
3.7 (73.33%) 3 votes
Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar su navegación. Vd. puede configurar su navegador para rechazar estas cookies, pudiendo en tal caso limitarse la navegación y servicios del sitio web. Si no modifica esta opción y continua navegando, Vd. está consintiendo en la utilización de las cookies de este sitio web. Si desea más información sobre las cookies que utilizamos en nuestro sitio web, puede consultar nuestra Política de Privacidad y Cookies. Cerrar