Joaquín Sorolla, las mejores obras del pintor de la luz

Inicio/Lifestyle/Joaquín Sorolla, las mejores obras del pintor de la luz

Joaquín Sorolla, las mejores obras del pintor de la luz

Joaquín Sorolla, el pintor de la luz, cuenta con una magnánima obra con más de dos mil cuadros que ha sido etiquetada como impresionista, postimpresionista y luminista. Joaquín Sorolla nació en Valencia en 1863. Sus padres murieron por una epidemia […]

Joaquín Sorolla, el pintor de la luz, cuenta con una magnánima obra con más de dos mil cuadros que ha sido etiquetada como impresionista, postimpresionista y luminista.

Joaquín Sorolla nació en Valencia en 1863. Sus padres murieron por una epidemia de cólera cuando él tenía dos años, siendo acogido por un tío suyo. Estudió dibujo en la Escuela de Artesanos de Valencia y, al acabar su formación, comenzó a enviar sus obras a concursos provinciales y exposiciones nacionales de bellas artes. Completó su educación en París 1885, y conoció de cerca la pintura impresionista, que produjo en él variaciones en su temática y estilo.
En 1888 contrajo matrimonio con Clotilde García, el gran amor de su vida. En 1889 el pintor y su familia se instalaron en Madrid hasta 1894, en que viajó de nuevo a París, donde desarrolló un estilo pictórico denominado «luminismo«, que sería característico de su obra a partir de entonces.
Entre sus temas preferidos destaca su dedicación al paisaje levantino de la huerta valenciana y de la playa, siempre con presencia humana, tratando de captar la luminosidad mediterránea al estilo de los impresionistas franceses.
En 1905, Joaquín Sorolla adquirió un solar en el Paseo del Obelisco de Madrid, actualmente paseo del General Martínez Campos, número 37, en el que construyó una casa (convertida hoy en su museo) donde fijó definitivamente su residencia. La visita al mismo es interesantísima, no sólo para recrearse en la contemplación de las obras que allí se exponen, sino por la posibilidad de ver la casa donde vivió; sus distintas estancias, muebles y objetos personales; el estudio donde realizó gran parte de su obra, etc., que nos hablan del carácter y la personalidad de este gran pintor.
Murió en Cercedilla, en 1923.

Joaquín Sorolla y su obra

Hacer una selección de las mejores obras de Joaquín Sorolla, uno de los mejores pintores a nivel mundial, es una tarea compleja, porque fue un artista muy prolífico, que dejó más de dos mil obras catalogadas pertenecientes a todos los géneros: retrato, autorretrato, interiorismo, exteriores, costumbrismo. He aquí una breve selección:

  • Paseo a Orillas del Mar, en el que aparecen representadas Clotilde, su mujer, y María, su hija mayor, paseando por la playa de Valencia al atardecer. Se trata de la obra culmen de su madurez artística, en la que se aprecia a la perfección su dominio característico de la expresividad. El movimiento que desprende el cuadro junto con la mezcla de luz y color lo sitúa, según los expertos, en el postimpresionismo español. Está en su casa-museo.
Paseo a Orillas del Mar, Joaquín Sorolla, 1909

https://es.wikipedia.org

  • Niños en la Playa. El cuadro representa una playa de aguas cristalinas y tres niños desnudos sobre ella. En este caso –una de sus mejores obras- juega con la vitalidad que aportan el color y la luz dando la máxima expresividad al cuadro. Se encuentra en el Museo del Prado.
Niños en la playa, Joaquín Sorolla, 1910

https://es.wikipedia.org

  • Pescadores Valencianos fue uno de los primeros oleos que Joaquín Sorolla pintó en el exterior, en la playa de su Valencia natal, y obra clave para su reconocimiento internacional. El cuadro ha sido recientemente vendido por 4,65 millones de euros en la sala de subastas Sotheby’s de Londres. Ha sido adquirido por una fundación europea.
Pescadores valencianos, Joaquín Sorolla, 1895

http://www.levante-emv.com/

  • Sol de la Tarde es uno de los cuadros con más plasticidad del pintor, donde alcanza su máximo desarrollo artístico producto de la absoluta libertad pictórica con la que son tratados la monumentalidad de las figuras y el movimiento del mar. Presenta una escena costumbrista en la playa de la Malvarrosa. Es uno de los lienzos que el maestro pintó para la Hispanic Society of América de Nueva York, que sigue siendo su propietaria.
Sol de la tarde, Joaquín Sorolla, 1904

https://commons.wikimedia.org

  • Saliendo del Baño. Una madre con su hijo al borde del mar, después de salir del baño, componen esta luminosa escena en la que quedan patentes los rasgos impresionistas del pintor. Aparte de las figuras, el protagonista es el mar, con un pequeño horizonte y una franja de cielo. Es una obra de su época final. Se expone en la casa-museo del pintor.
Saliendo del baño, Joaquín Sorolla, 1915

https://es.wikipedia.org

  • El Balandrito es uno de los cuadros más conocidos de Sorolla, pintado en la playa valenciana a su vuelta de Estados Unidos. Este cuadro pertenece a la etapa culminante de su carrera, en la que el pintor hace desaparecer el horizonte y con ello la sensación de profundidad, para centrarse más en los primeros planos de las figuras y el mar.
El Balandrito, Joaquín Sorolla, 1909

https://es.wikipedia.org/

  • Clotilde con Traje de Noche. Este es, posiblemente, el mejor retrato que Sorolla hizo a su mujer, Clotilde, por la que sentía verdadera devoción, entre los muchos que le hizo a lo largo de su carrera. Sentada sobre un sillón tapizado en color fucsia, vistiendo un suntuoso traje de noche negro, su cutis nacarado destaca sobre los fucsias y negros. Está expuesto en su casa-museo.
Clotilde con traje de noche, Joaquín Sorolla, 1910

https://joaquin-sorolla.blogspot.com

  • El Baño del Caballo, también conocido como El Caballo Blanco, es uno de los cuadros más reconocidos de Sorolla, que forma parte de las pinturas de playa pintadas en el verano de 1909. De estilo postimpresionista, representa a un niño llevando de la brida a un caballo blanco, que sale del agua del mar. Se encuentra en su casa-museo.
El baño del caballo, Joaquín Sorolla, 1909

https://es.wikipedia.org

  • Su famoso Autorretrato, en el que se representa trabajando en su estudio con los atributos del pintor, paleta, pinceles y lienzo y mirando hacia el espectador, algo poco habitual, fue realizado en 1909 y es uno de los muchos que se hizo. En la base del cuadro pone la siguiente dedicatoria: “A mi Clotilde su Joaquín”.
Autorretrato, Joaquín Sorolla, 1909

https://es.wikipedia.org

Joaquín Sorolla y su espíritu crítico

Joaquín Sorolla trató también el realismo social desde una perspectiva crítica, con tonos oscuros en los que, sin embargo, no faltan tímidos recuadros de luz solar tan típica en él, unido a la expresividad dramática en los rostros de los personajes que no tienen nada que ver con las composiciones amables y elegantes con las que identificamos al pintor valenciano. Estas obras, impregnadas de un fuerte dramatismo, muy sentido que nos sobrecogen y mueven a la reflexión y a la búsqueda de porqués, tuvieron gran éxito de crítica y público y proyectaron su figura como pintor popular, enemigo de las injusticias. Algunas de sus más grandes obras pertenecen a esta corriente y son:

  • Otra Margarita. En esta pintura, el pintor alude a Margarita, la amada de Fausto que es encarcelada por matar a su hijo. Muestra a una Margarita española en un tren camino de la prisión en un ambiente de suma tristeza y desolación. El cuadro recibió la Medalla de Honor en la Exposición Universal de Chicago de 1893.
Otra Margarita, Joaquín Sorolla, 1982

https://estaticos.muyinteresante.es

  • ¡Aún dicen que el pescado es caro! El tema muestra las penalidades del oficio de mar. Fue un título sugerido por su amigo Blasco Ibáñez, basado en una de sus novelas (Flor de Mayo) que se desarrolla en el barrio del Cabañal en Valencia. Obtuvo una Medalla de Primera Clase en la Exposición Nacional de 1895. Está expuesto en el Museo del Prado.
¡Aún dicen que el pescado es caro!, Joaquín Sorolla, 1894

https://es.wikipedia.org

  • El cuadro Triste herencia fue premiado en París y supuso la definitiva consagración internacional del pintor. Aunque, sin embargo, fue muy criticado en España. Con él culmina la pintura social de Joaquín Sorolla. El lienzo contiene una gran carga expresiva y sentimental. Un grupo de niños de la inclusa, tullidos, enfermos, sin rostros reconocibles, se bañan en el agua ayudados por un hermano de la orden de San Juan de Dios. La visión de aquellos niños produjo tan profunda y penosa impresión en el pintor que le duró siempre, llegando a decir: «son mi pesadilla y mis temores». Ha sido recuperado y traído a nuestro país.
Triste herencia, Joaquín Sorolla, 1899

https://es.wikipedia.org

11 abril, 2018|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.

Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar su navegación. Vd. puede configurar su navegador para rechazar estas cookies, pudiendo en tal caso limitarse la navegación y servicios del sitio web. Si no modifica esta opción y continua navegando, Vd. está consintiendo en la utilización de las cookies de este sitio web. Si desea más información sobre las cookies que utilizamos en nuestro sitio web, puede consultar nuestra Política de Privacidad y Cookies. Cerrar