Inicio/Lifestyle/Famosos/Scarlett Johansson, el sex symbol discreto

Scarlett Johansson, el sex symbol discreto

Levanta pasiones allá donde va y casi cualquier noticia que tenga que ver con Scarlett Johansson levanta una polvoreda entre sus fans (que son unos cuantos, sobre todo entre el público masculino). Y, precisamente ahora que se conoce su embarazo, […]

Levanta pasiones allá donde va y casi cualquier noticia que tenga que ver con Scarlett Johansson levanta una polvoreda entre sus fans (que son unos cuantos, sobre todo entre el público masculino). Y, precisamente ahora que se conoce su embarazo, es inevitable pasarle revista a ella. A una actriz y modelo que, lejos de los escándalos y de las alfombras de Hollywood, tan solo ha defendido su trabajo sirviéndose (¡como para no!) también de su imagen.

Porque hablar de Scarlett Johansson es, de manera irremediable, hablar de uno de los sex symbols americanos de nuestro tiempo. A nadie se le escapa que su imagen de chica sexy forma parte de su triunfo. Pero, lejos de considerarla solo un objeto de deseo, Scarlett tiene buenos motivos (cinematográficos) para defender su nombre en el Star System.

Si hacemos un poco de memoria, podemos darnos cuenta que desde aquella niña que Robert Redford eligió para El hombre que susurraba a los caballos han pasado sus años. Y, por el camino, unas cuantas buenas películas en la que más allá de su físico Scarlett ha brillado con luz propia: Lost in Translation, La joven de la perla, El hombre que nunca estuvo allí (bajo la dirección, nada menos, que de los magnéticos hermanos Coen)… y una larga lista de títulos entre los que hay que destacar de manera irremediable el enamoramiento de cine de Woody Allen para con ella. Porque negar la evidencia sería tontería: el genio de Manhattan le ha procurado a Scarlett tres de los papeles más destacados de la filmografía de la actriz (Match Point, Scoop o Vicky-Cristina-Barcelona).

Pero más allá de su cine y la seducción de sus curvas, Scarlett es lo que podría definirse como una mujer polifacética.

Tiene dos discos debajo del brazo (uno de ellos, nada menos que de duetos) y su voz forma parte de algunas bandas sonoras del cine, como la de la película ¿Qué les pasa a los hombres?. Y además de sus aspiraciones profesionales (también ha dirigido un corto y hasta producido un documental), el «mito» acaba de construirse sabiendo que está comprometida con diferentes causas sociales (algo que se ha cuestionado tras su último spot publicitario) y que, a pesar de su carácter de diva, es celosa de su intimidad aunque su cuerpo haya sido aireado (no se sabe si fruto de la mala suerte o de una campaña encubierta de Marketing) en Internet.

Discreción, ambición profesional y la etiqueta de ser la nueva Marilyn (a la que dio vida en el cine, sin demasiada trascendencia). Motivos más que suficientes para desear volver a verla en un papel «de verdad» en la gran pantalla.
Foto | El after

8 marzo, 2014|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.