Desastres de la cirugía estética en las celebrities

Inicio/Lifestyle/Famosos/Desastres de la cirugía estética en las celebrities

Desastres de la cirugía estética en las celebrities

Afición, obsesión o equivocación. No tengo claro a qué se debe pero lo que sí está claro es que la cirugía estética se ha convertido en el mejor y muchas veces peor aliado de muchas celebrities. La nueva e irreconocible […]

Afición, obsesión o equivocación. No tengo claro a qué se debe pero lo que sí está claro es que la cirugía estética se ha convertido en el mejor y muchas veces peor aliado de muchas celebrities. La nueva e irreconocible cara de Renée Zellweger no ha sido más que el pistoletazo de salida para pasarle revista a algunas de las meteduras de pata estéticas más sonadas de la historia del famoso.

Por desgracia, tenemos unos cuantos buenos ejemplos de auténticos desastres creados a golpe de bisturí que van más allá de la que fuera una Bridget Jones de ojos felinos o de la más que precoz afición de las Olsen por perder esa carita redonda que las convirtió durante años en iconos de la dulzura.

Que es la “Triunfita” simpática del Poyeya lo sabemos de casualidad

Que es la “Triunfita” simpática del Poyeya lo sabemos de casualidad

El corta y pega de algunas celebrities les ha salido muy caro. En esa lucha contra el eslogan de «la arruga es bella» con Photoshop quirúrgico, no solo han dejado de tener el ángel de sus caras sino también su carisma. Algo en lo que bisturí y botox han contribuido para hacer desaparecer lo que hizo especiales a Meg Ryan (que es ella y no su caricatura porque lo dice el DNI), Nicole Kidman (que, además de parecer estar siempre asustada, incluso ha admitido que el Botox en cantidades industriales no fue una buena idea), Melanie Griffith (que parece más una muñeca de cera que aquella que conquistó Wall Street en Armas de Mujer) o Courteney Cox (aquella Mónica de Friends que, de pronto, no tenía expresión en su cara y, a lo Zellweger, orgullosa que está de ello). Sin irnos tan lejos: ¿quién reconoce a la triunfita Soraya Arnelas viéndola a día de hoy?.

Lara Flynn Boyle, es hoy casi una desconocida por culpa de la estética

Lara Flynn Boyle, es hoy casi una desconocida por culpa de la estética

Entre pómulos, narices y labios está el juego en cuanto a desfiguraciones más que sonadas: desde el perfil de pequinés de Kalina de Bulgaria a los mofletes y labios que cambiaron la preciosa cara de Lara Flynn Boyle pasando por el «muchas operaciones» de Janet o Latoya Jackson (obsesionadas con parecerse cada vez más al desfigurado y desaparecido Rey del Pop), la desafortunada suma de intervenciones de Priscilla Presley (a la que la cirugía le jugó una malísima pasada) o la tristísima desaparición de la belleza gatuna de Esther Cañadas (sepultada en demasiada silicona).
Omitiremos entrar en profundidades soportables de desfiguración casi absoluta. Pero, incluso en este apartado, hay nombres más que sonados (Donatella Versace, Mickey Rourke o Sylvester Stallone) de quienes no supieron decir a tiempo «virgencita, virgencita que me quede como estoy«.
Fotos | 20 Minutos, El Remix, E Online

27 noviembre, 2014|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.