FacebookTwitterWhatsAppEmailPinterestGoogle BookmarksShare

Pensión de viudedad

FacebookTwitterWhatsAppEmailPinterestGoogle BookmarksShare

Prestación para cubrir la pérdida de ingresos por el fallecimiento del cónyuge, pareja de hecho o ex pareja, siempre que se cumplan los requisitos. Para acceder a ella, la cotización del fallecido debe ser como mínimo de 500 días cotizados dentro de un periodo ininterrumpido de cinco años inmediatamente anteriores a la defunción, o 15 años a lo largo de toda la vida laboral. Si al fallecido no está dado de alta cuando el óbito, necesitan acreditarse 15 años de cotización. En el caso de un pensionista, no se exige cotización. En los casos de muerte por accidente o enfermedad profesional, no se exige un periodo de años cotizado.

Si el viudo contrae matrimonio o tiene una pareja de hecho, no le reconocerán la pensión de viudedad. En caso de un divorcio o separadas legalmente sí tienen derecho a la prestación pero no siempre se concede, depende de si es acreedor de una paga compensatoria, aunque pueden denegarla incluso recibiéndola. Si la mujer acredita violencia de género en el momento de la separación, pueden cobrar pensión de viudedad incluso si no reciben la compensatoria.

Las parejas de hecho también tienen derecho a la pensión de viudedad aunque los requisitos se endurecen. Necesita estar dada de alta en el registro de parejas de hecho.

La pensión de viudedad se calcula aplicando un porcentaje del 52 % sobre la base reguladora. Puede llegar al 70 % si la pensión es la principal o única fuente de ingresos. La base reguladora se calcula dependiendo de la situación del fallecido (trabajador en activo o pensionista) y de la causa de la muerte.