Oct8

Tienes más peligro que un famoso en una red social

Publicado por

Realmente da la impresión de que muchos famosos están en las redes sociales porque alguien les ha comentado que deben de estar, o porque su “competencia” llegó antes, o por alguna otra razón que se nos escapa a casi todos. El hecho es que hay varios aspectos importantes que muchos de ellos no parecen tener en cuenta.
 

El comentario desafortunado de Amaia Montero

Algunos, porque no parecen acostumbrados al diálogo, y a que no se les de la razón. Otros, porque parecen no calibrar de forma adecuada la audiencia a la que se puede llegar con estas herramientas, (al menos en su caso), debido a la viralidad del medio. Y un tercer grupo, simplemente, porque a veces hablan sin pensar demasiado y en Internet todo queda reflejado, “grabado en piedra virtual”, para vergüenza de más de uno.



Amaia Montero, Alejandro Sanz, Jordi González o David Bisbal; pequeños y grandes errores en Twitter

 
El último desliz de un famoso del que he tenido noticia ha sido el de Amaia Montero. Para mí el principal error que comete en su perfil de Twitter es someter a sus seguidores a una insulsa retahíla de frases hechas, pero supongo que a sus más de 200.000 seguidores no parece importarles. O al menos no hasta que una de sus sentencias, sacada de contexto, resultó tener varias lecturas y alguna de ellas no muy sensata. No quiero redundar en ello, porque bastante se ha vapuleado a la cantante irundarra, cuando todos sabemos que no quiso decir lo que parece que dijo, pero quede aquí como ejemplo de un mal uso de una red social, brutalmente viral, como Twitter, donde cualquier cosa que digas puede ser retuiteada (republicada en sus propios muros), por un montón de gente en unos instantes.
 
Otros casos de deslices en redes sociales, me vienen a la mente las trifulcas que ha liado en ocasiones Alejandro Sanz, o el desembarco desafortunado del presentador Jordi González, (sigo hablando fundamentalmente de Twitter), parecen deberse más a la falta de hábito a que el diálogo fluya en dos direcciones, cuando los personajes están más acostumbrados a que se les escuche y se les de la razón.
 
El caso de Alejandro Sanz merecería un estudio aparte, porque ha cometido errores, ha tenido discusiones, vamos a decir "fuertes", que a mi juicio ha perdido por goleada, por ejemplo con el escritor Juan Gómez Jurado, y se ha enfadado en multitud de ocasiones. Simplemente comentar que si te leen más de 7.000.000 de personas, viralidad aparte, no puedes esperar, ni que todos te den la razón, ni que todos se queden callados, sin más.
 

Perfil de Twitter de Alejandro Sanz

No puedo acabar sin recordar el caso de David Bisbal, quizás el más divertido, porque en su caso fue víctima de la ironía que campa a sus anchas, de nuevo, por Twitter. El cantante simplemente quiso aportar su buena fe, mostrar su preocupación por la situación política en Egipto, y las grandes manifestaciones que allí tenían lugar, y fue objeto de mofas de lo más variopintas por su alusión al poco tránsito por las pirámides aquellos días, creándose incluso para la situación el hastag #turismobisbal. No tiene más solución que tomárselo con humor. Y lo haría extensivo a cualquiera: las redes sociales son diálogo y contacto con la gente, todos en pie de igualdad. Ni más, ni menos.

Google BookmarksFacebookTwitterLinkedInTuentiYahoo BookmarksRedditDiggEmail

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Conectar con Facebook

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre