Feb3

Yao Ming: lo que no te mata te hace más fuerte

Publicado por

FacebookTwitterWhatsAppEmailPinterestGoogle Bookmarks

Ha sido un placer ver a Yao Ming en la cancha de Houston sin el calzado ortopédico que tiene que utilizar. Aunque sólo fuera para lanzar unos tiros libres. Se nota que la lesión del pie no le ha afectado lo más mínimo en su muñeca, pues metió 92 de los 100 lanzamientos que hizo. Hace seis meses que pasó por el quirófano para corregir una fractura y ahora sólo los más optimistas esperan verle al final de temporada con los Rockets, si es que consiguen meterse en los play-offs.

Yao Ming entrenando (glassong.blog.sohu.com)

Yao Ming entrenando (glassong.blog.sohu.com)

Para el Mundial no está casi seguro. Él mismo lo comentó: “No voy a tener partidos de competición hasta julio. No creo que juegue el Mundial”. No vemos al pívot chino desde mayo del año pasado, cuando se rompió el pie en un partido ante los Lakers. Un pívot como el chino, con sus 2,29 metros, lo ha pasado mal durante este tiempo. Pero esperemos verle sobre la cancha lo antes posible. A sus 29 años todavía puede dar mucho que hablar en la NBA.

Ver a un jugador tan algo moverse tan bien (aunque es diferente a Pau Gasol) es un placer. Finaliza cerca del aro con ambas manos, intimida cuando hace falta y es muy seguro en los tiros libres, como hemos podido comprobar, y también desde los 4 metros. Da pases, colabora en el juego y técnicamente es superior que muchos pívots importantes de los equipos actuales.

Pero los Rockets se han tenido que acostumbrar a jugar sin Ming desde 2005, cuando empezó su mala racha de lesiones. A finales de diciembre de 2005 fue operado de una osteomielitis en el pie izquierdo y se perdió 21 partidos. Acabó recuperándose, jugando el All Star y haciendo unos números buenísimos, pero a falta de nada para los play-offs volvió a caer por una fractura en el hueso del pie. Adiós a las finales y seis meses más en el dique seco.

2006 y otra nueva lesión en diciembre: 34 partidos de baja cuando estaba haciendo unos números sorprendentes. El chino volvió esta vez para los play-offs y estuvo en la selección de segundo mejor quinteto de la NBA. En febrero de 2008 su pie volvió a darle problemas y se perdió toda la temporada, finales incluidas. Sólo pudo ir a los Juegos Olímpicos.

2009 no fue tampoco un año de buena suerte y se espera que, esta vez, tras pasar por el quirófano pueda volver a sonreir. De momento, en estos momentos el que fuera elegido Nº1 en el Draft de 2002 ha aprovechado la ocasión para tener su primer hijo.

Parece que hay cierta maldición con los jugadores novatos que van en el primer puesto de la lista de elegidos. A excepción de Derrick Rose, LeBron o Howard, en la última década hemos podido ver cómo la mala suerte se ha cebado con chicos de los que se esperaba mucho. Le ha pasado a Greg Oden (Draft 2007 por Trail Blazers), que se volvió a lesionar el año pasado, y también a Andrea Bargnani (2006, Raptors), con varias operaciones a sus espaldas. Además están Andrew Bogut (2005), en blanco el año pasado, Kwame Brown (2001), actualmente reserva de los Pistons, Kenyon Martin (2000) y muchos nos acordamos de Elton Brand (1999), cuyo hombro sufrió los últimos problemas.

Pero un jugador no puede pensar en tener un gafe y Yao Ming guarda aún sus esperanzas. Por eso cuando estaba en una silla de ruedas y con el pie hecho un cristo se ponía a tirar a canasta, así aliviaba tensiones. Durante los últimos meses ha seguido entrenando y esta vez le hemos visto sin la bota. Hay algo de controversia, pues al parecer no había sido autorizado por los médicos. Pero bueno, Ming tiene una ganas locas de jugar y motivación no le va a faltar. Sólo un pie normal, sin fracturas.

Aún no puede ir a los rebotes, pero todos esperan que si los Rockets finalmente hacen su pretemporada en China, Yao Ming llegue bien para estar al 100%. Os dejo un vídeo de septiembre para que veamos cómo entrenaba ya Yao Ming. Gran reportaje.

Imagen de previsualización de YouTube

Por cierto, se da la casualidad de que el actual ala-pívot de los Rockets, Carl Landry, sufrió también un vía crucis de lesiones durante su etapa universitaria (en mano y rodilla) y le costó entrar en el Draft, pues fue puesto 31º. Incluso de profesional tuvo dificultades por tener un accidente de coche y muchos recordarán el tremendo impacto que se dio con Nowitzki y que le hizo perder varios dientes. Pero esta temporada está otra vez fuerte, promedia 16.2 puntos y 5.6 rebotes en sólo 27 minutos por partido. Los momentos malos le han hecho más duro, igual que lo pueden hacer con Yao Ming.

Yao Ming: lo que no te mata te hace más fuerte was last modified: febrero 3rd, 2010 by generaciónYOUNG

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Conectar con Facebook

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

TE RECOMENDAMOSx
Piernas de corredor con los taxis amarillos de Nueva York al fondoMaratón de NY
30 octubre 2017