Ene16

Unicaja se la juega con Juan Dixon

Publicado por

El veterano escolta estadounidense Juan Dixon (1,91) ha fichado finalmente por Unicaja y, pasados ya los controles médicos, podrá jugar este fin de semana ante el Fuenlabrada. Le acaban de presentar. Dixon llega del Aris de Salónica y ha pasado por varias franquicias de la NBA: Washington Wizards, Portland Trail Blazers, Toronto Raptors y Detroit Pistons.

El nuevo fichaje de Unicaja: Juan Dixon

El nuevo fichaje de Unicaja: Juan Dixon

Brilló en la Universidad de Maryland y es un grandísimo tirador, justo lo que le falta al equipo malagueño, pero también individualista y con fama de conflictivo. Ahora, tiene calidad contrastada: 8,4 puntos de media en sus 7 temporadas NBA. Ha llegado a jugar con Michael Jordan en Washington y sus mejores momentos en América se dieron en Portland. Probó durante el verano con los Atlanta Hawks, pero finalmente fue convencido para jugar en Europa. El Aris de Salónica necesitaba algo más tras haberse perdido en la clasificación para la Euroliga y comenzar mal la temporada. Pero duró poco, sólo dos meses.

La verdad es que hizo partidos muy buenos con 31 puntos, pero también tuvo varias broncas con el entrenador Fotsis Katsikaris, ex del Valencia. Tras una de esas trifulcas, empezó a pasar el balón a sus compañeros en un partido y se negó a lanzar a canasta en posiciones claras durante algunos minutos. Otra: pasó de cenar con sus compañeros durante una concentración en un hotel y pidió que le subieran la cena directamente a su habitación. Eso en Europa no se hace.

A finales de diciembre le despidieron y se fue de Salónica. A sus 31 años, Dixon ha tropezado en su primer contacto con Europa y seguro que algo habrá aprendido. Ahora tendrá que adaptarse a Málaga, que intenta cambiar una temporada harto complicada. Dixon puede erigirse en la salvación o, si le presionan demasiado, explotar. En la NBA ha pasado por ser un jugador medio, con virtudes que quizá brillen en Unicaja o no terminen de encajar. La apuesta es arriesgada, pero es el momento de hacerlo.

La historia de Dixon es algo cruel. Sus padres, drogadictos, murieron víctimas del sida al compartir una jeringuilla cuando Juan tenía 17 años. Ahora lleva sus nombres tatuados en su brazo izquierdo (Nita y Phil). Dicen que Dixon es un jugador introvertido, un pequeño lanzador curtido por la vida y que encontró en el baloncesto su salvación.

En una entrevista a la ESPN, Dixon habló de su infancia: “Nuestros padres (tiene tres hermanos) eran adictos, pero no malos padres. Lo peor que teníamos que hacer era sentarnos en el coche y esperar a que fueran a comprar sus drogas…”

Dixon llega a Málaga para enchufarlas porque es un tirador puro y no es un jugador completo. Quizá es demasiado bajo para jugar de escolta y rehúye el contacto físico, ayudará poco a la hora de defender. La ACB se ha vuelto más dura y Dixon tendrá que escapar del choque. Pero Dixon es un artista y si Aíto García Reneses, su nuevo entrenador, consigue que se integre bien en el equipo y no peque de individualista, podrá progresar. Es una persona que ha soportado cosas mucho más duras en su vida.

Os dejo con un reportaje donde se ven buenas jugadas de Dixon, un repaso por su larga trayectoria.

Imagen de previsualización de YouTube
Google BookmarksFacebookTwitterLinkedInYahoo BookmarksRedditDiggEmailWhatsApp

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Conectar con Facebook

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre