Abr22

El duro viaje de los tenistas… Tras el volcán

Publicado por

Como ya sabéis el volcán islandés Eyjafjalla ha hecho estragos en los vuelos y otras rutas para viajar en Europa. No se ha librado nadie, políticos incluídos, y también ha afectado a los tenistas, que son los deportistas profesionales que posiblemente hagan más kilómetros al año.

Jordan Kerr (i) y el equipo femenino español

Jordan Kerr (i) y el equipo femenino español

En fin. Pero las historias de este tipo suelen acabar bien. La selección española femenina de tenis ha acabado sonriendo tras vivir una pequeña odisea para llegar a Sopot (Polonia), donde este fin de semana tienen eliminatoria Play-Off del Grupo Mundial II de Fed Cup.

Hasta este miércoles no pudieron coger un vuelo de Barcelona a Viena y su tuvieron que preparar en el Centro de Alto Rendimiento de San Cugat (Barcelona). Pero en Viena les esperaban más problemas. El avión desde Viena a Berlín no pudo despegar y finalmente tuvieron que esperar unas cuantas horas hasta que salió otro para Varsovia. Y desde la capital polaca a Sopot, unos 350 kilómetros en autobús que se tardan en hacer más de 5 horas.

Llegaron a las dos de la mañana y tenían que entrenar a primera hora. ¿Casi nada verdad? Lo contaba el capitán Miguel Margets: “Han sido 18 horas de viaje y es lógico que se acusen, pero la disposición de las jugadoras es excelente y ya por la tarde se las veía más descansadas”.

Para el australiano Jordan Kerr fue algo peor: Londres-Barcelona en 22 horas. Tren Eurostar de Londres a París, donde cogió el metro para ir a la estación de Austerlitz y llevarse la sorpresa de que su reserva para ir en tren no servía para nada. Había sido cancelada porque ya estaban llenos.

Le habían dejado ‘tirado’ y el torneo ya había empezado, ¿qué hacer? ¿Coche de alquiler? ¿Taxi para el aeropuerto Charles de Gaulle y esperar un avión? Vio entonces a un marroquí con un cartel que ponía Barcelona y que le pidió 400 euros por llevarle a él y a otros. Salió el lunes a las 20.00 horas y el viaje duró 12, con camino equivocado incluído. Llegó a las 8.00 de la mañana y se hizo amigo de los otros siete compañeros de penurias.
El martes terminó llegando al hotel a las 10.00 -sin dormir nada- porque le dejaron en el aeropuerto porque el conductor era incapaz de saber cómo ir.

Horas después jugó su partido de dobles con su compañero Robert Lindstedt y ganaron. “La noche anterior no había dormido durante el incómodo viaje y me dolían mis rodillas y la espalda. Pero estaba muy feliz de haberlo hecho y obtener un triunfo es asombroso”, comentó Kerr.

Por cierto, recuperó su inversión al haber ganado 2.975 euros por la victoria.

Google BookmarksFacebookTwitterLinkedInYahoo BookmarksRedditDiggEmailWhatsApp

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Conectar con Facebook

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre