Inicio/Deportes/Fútbol/Chile despide a nuestra mejor generación de la historia

Chile despide a nuestra mejor generación de la historia

Era algo muy posible después del desastre contra Holanda, pero ya es oficial: el mejor equipo español de la historia ha terminado. Nunca más volveremos a ver al grupo de futbolistas que tan grandes nos han hecho. Ahora, lo importante […]

Era algo muy posible después del desastre contra Holanda, pero ya es oficial: el mejor equipo español de la historia ha terminado.

Nunca más volveremos a ver al grupo de futbolistas que tan grandes nos han hecho. Ahora, lo importante es que los aficionados tengamos memoria, la trabajemos (aquí una ayuda para ello) y pidamos todos los días para que nunca nos falle.

Porque después de lo visto ante Chile, es muy complicado no pedir el exilio para muchos de ellos. Encajar siete goles en dos partidos no estaba en lo previsto y con ello la reacción es, y debe ser, contundente. Lo ganado les dará el respeto eterno, pero no debe salvar de la crítica a quien no supo ver que el sueño tan maravilloso había terminado.

Del Bosque como máximo responsable

La culpa del estado físico de Busquets, el bajón de Piqué, la ‘retirada’ de Xavi o el nivel de Casillas no es de ellos; simplemente ocurre y nada más. La responsabilidad, si hay que señalar a alguien, cae evidentemente en el encargado de decidir que deben jugar. Es Vicente el más señalado después del desastre, pero posicionarse como el responsable de una revolución antes de empezar el campeonato no es una aventura fácil.

Porque pedir un relevo generacional drástico e inmediato hoy es muy sencillo. Hacerlo hace un par de semanas era bastante más complicado, pero mucho más necesario. Quizás, alguien más preparado, valioso, talentoso, especial o afortunado podía haberlo hecho; Luis Aragonés consiguió algo parecido dándonos un estilo nunca visto por aquí. Esa excepción en el banquillo ha dado unos resultados históricos.

Pensando en el partido disputado, la realidad es que España solo apretó en algunos minutos donde combinaba agonía con una pizca de orgullo, pero poco más. Su rival estaba mejor físicamente y con una fuerza mental a la que los nuestros ni se acercaban. Con esto, el enésimo fallo de Casillas parece casi una anécdota, aunque no lo sea. El análisis pasa por una penosa actuación grupal más que por errores escandalosos, pero personales.

Repasados culpables y razones, toca mirar al futuro. Ojo, no lo hagamos con la esperanza o la exigencia de repetir generación, porque eso no va a pasar. Koke, Isco o Thiago no están hoy en condiciones de asumir una responsabilidad o una meta parecida a repetir época. Seremos un equipo corriente que luchará por llegar a la final, y que caerá en cuartos, en semifinales o incluso, si todo cuadra, volverán a ganar. Pero la serie de triunfos continuos es irrepetible.

Dicho esto, la última palabra que digamos de España después del Mundial, y que resume los últimos ocho años, es gracias.

19 junio, 2014|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.