Fernando Alonso se despide de la Fórmula 1

Inicio/Deportes/Fórmula 1/Fernando Alonso se despide de la Fórmula 1

Fernando Alonso se despide de la Fórmula 1

Fernando Alonso ha dicho adiós a la F1 en Abu Dabi poniendo fin a dieciocho intensos años ligado a los monoplazas más importantes de la competición.

Fernando Alonso se va de la F1 entre homenajes, aunque a él le gustaría ser invisible en estos momentos:

«Voy a pasar de puntillas, todos estos homenajes me dan un poco de vergüenza, soy más tímido de lo que ellos piensan y quiero que pase rápido».

Lo cierto es que su trayectoria habla de un grande de la Fórmula 1 que creció desde lo más bajo con mucho trabajo y tesón, y eso no puede pasarse por alto.

El mismo día de la despedida, McLaren colgó en sus redes un vídeo protagonizado por el asturiano. En él, Alonso se dirige a la afición con un discurso muy emotivo en el que detalla cuál es su forma de ver la vida. Un resumen perfecto de lo que ha sido su carrera en la F1.

Los primeros pasos de Fernando Alonso en la F1

Asturiano de pro, nacido en Oviedo el 29 de julio de 1981. Fue su padre José Luis el que le metió el gusanillo de los coches y la velocidad construyendo un Kart que en principio iba destinado a su hermana Lorena. Sus primeros recuerdos son de cuando tenía nueve años y comenzaba a ganar sus primeras carreras.

Entrenaba en el parking de un supermercado y su madre Ana siempre destacaba de él ese afán competitivo y su rostro serio en las fotos. Fernando siempre ha contado que con el dinero que empezaba a ganar pretendía que su madre dejara de trabajar como dependienta en El Corte Inglés y que la familia pudiera cambiarse a una casa con ascensor.

El Nano –así le llamaban algunos de sus amigos- creció en un entorno cariñoso y exigente basado en el respeto. La sobriedad de su padre fue clave a la hora de adentrarse en el abrumador mundo de la F1, rebosante de todo tipo de lujos y tentaciones.

Todo transcurría con normalidad y ganaba lo suficiente en el Karting donde mostraba una gran superioridad. Hasta que el ex piloto Adrián Campos le ofreció una plaza en su equipo de Fórmula Nissan. A partir de ahí, su progresión fue imparable hasta el año 2001, momento en el que empezó a escribir su particular y exitosa historia en la Formula 1.

Con apenas 19 años y pilotando un Minardi –el coche más lento de aquella parrilla-, debutaba Fernando Alonso en Melbourne, al sur de Australia. Aquel 4 de marzo salió el 19 y acabó remontando hasta el puesto 12, preludio de algo que le caracterizaría durante toda su carrera.

Esa carrera la ganó el Kaiser, Michael Schumacher, que esa temporada lograría su cuarto campeonato mundial y gran dominador de aquella época en la que Fernando comenzaba a asomar cabeza.

El principio de la alonsomanía

Su exitoso palmarés se resume con la consecución de dos campeonatos del mundo, tres subcampeonatos y un tercer puesto, 32 victorias, 97 podios y 22 poles.

Probablemente tenga la losa de no haber logrado los títulos mundiales de otras leyendas de la Fórmula 1 como Schumacher, Fangio, Senna o Hamilton, pero sin duda alguna, el mundo automovilístico reconoce el talento de Fernando Alonso durante sus 17 temporadas en activo y le ponen a la altura de los pilotos más importantes de este deporte.

Por otro lado, el impacto de Fernando Alonso en la Formula 1 hizo que muchos españoles se engancharan a las retransmisiones de Telecinco, que montó una gran cobertura televisiva. La alonsomanía estaba desatada y las gradas de los circuitos se inundaban con el color azul y amarillo de Renault y banderas asturianas.

La primera ‘pole position’ lograda por un español en la Formula 1 llevo su firma en marzo de 2003 en Malasia. Un Gran Premio que ganó hasta en tres ocasiones durante los años venideros. Su primera victoria no tardó en llegar y tan sólo unos meses más tarde, a los 22 años de edad, su Renault cruzó la meta en primer lugar en el Gran Premio de Hungría, superando a Kimi Räikkönen y Juan Pablo Montoya, que le acompañaron en el pódium aquel inolvidable día. Por entonces, el coche evolucionaba día a día y el asturiano había dejado de ser una promesa para codearse con los mejores de la parrilla.

Campeón del mundo de F1

El piloto de F1 Fernando Alonso en el Renault R25 que le convirtió en campeón del mundo en 2005

http://fernandoalonsofa.blogspot.com/2017/12/maravillas-de-la-ingenieria-renault-r25.html

Las temporadas 2005 y 2006 vieron cumplido el sueño de Alonso de convertirse en campeón del mundo de Fórmula 1. Aquel Renault R25 y R26 no sería probablemente el coche más rápido, pero su fiabilidad y la calidad al volante del piloto español le encumbraron al título por delante de los McLaren y Ferrari de Räikkönen y Schumacher.

Tras cinco espléndidos años y tocar el cielo con el equipo Renault, fichó por la escudería McLaren-Mercedes como el gran aspirante al título. Sin embargo, la irrupción de un jovencísimo Lewis Hamilton y la toma de decisiones del director Ron Dennis generaron un ambiente tenso y enrarecido que terminó con Hamilton y Alonso a un punto del campeón Kimi Räikkönen (Ferrari).

Las desavenencias llevaron a Alonso de vuelta a Renault, donde pasó dos años sin opción de victoria por la puesta a punto del coche.

Etapa en Ferrari

En 2010, se hizo posible su fichaje por la escudería italiana Ferrari, lo que volvió a situarle en un equipo con claras opciones de victoria. Todo hacía indicar que, en esta nueva etapa, con Fernando Alonso vestido de rojo, podría sumar algún título a su palmarés, pero la aparición de los coches Red Bull con su innovadora aerodinámica y fiabilidad de la mano del ingeniero Adrian Newey y su piloto Sebastian Vettel crearon un coche dominador durante el periplo del asturiano en Ferrari. Tuvo que conformarse con tres subcampeonatos.

Fichado por McLaren-Honda

En 2015, ficharía por McLaren-Honda en un proyecto esperanzador y con la ilusión de devolver a esta mítica escudería a la senda de la victoria. Sin embargo, los diversos problemas de rendimiento del coche impidieron la más mínima opción de competir con los mejores.

Esta última temporada, el motor de la escudería McLaren lo suministró Renault y aunque mostró alguna mejoría, tampoco pudo luchar con las marcas de primer nivel como Mercedes, Ferrari y Red Bull.

Búsqueda de nuevos retos

Todos los obstáculos encontrados por el camino y la mala toma decisiones durante los últimos años llevaron a Alonso a probar suerte en otras disciplinas del motor en busca de nuevos retos, concretamente el Mundial de Resistencia WEC en el que ha participado con Toyota. Las victorias en Las 6 Horas de Spa o las 24 Horas de Le Mans han sido sus grandes alegrías de los últimos años.

Como diría Antonio Lobato –el popular locutor que ha relatado todas sus carreras-, se acabó la magia. Fue él quien le apodó Magic Alonso por su buen manejo del monoplaza. No sabemos si será un adiós o un simple hasta luego, pero de cualquier modo la suya ha sido una intensa carrera.

26 noviembre, 2018|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.