Abr3

Así es ‘Zona hostil’

Publicado por

La primera superproducción bélica española, ‘Zona hostil’ explora la misión que llevó a cabo la Legión en Afganistán en 2012. Un helicóptero se estrelló durante una operación de evacuación médica y tuvo que organizarse una operación de rescate para los soldados y la aeronave.

cartel de la película Zona hostil

El 3 de agosto de 2012 el HELISAF (destacamento del Ejército del Aire de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad) recibió la orden de llevar a cabo un peligroso rescate: debían evacuar a dos militares estadounidenses heridos por un misil IED (normalmente artefactos improvisados por los insurgentes afganos).

La misión parecía rutinaria: llegar a la zona en helicóptero, recoger a los heridos y evacuarlos rápidamente. El comandante de infantería Francisco Antonio Barbancho Leal lo narra así en su dossier “Rescate en zona hostil”, publicado en la Revista Ejército. El comandante dispuso a la patrulla MEDEVAC (de evacuación médica) y partieron de la base en Herat.

Se pusieron en marcha por la mañana para llegar a la zona situada al noroeste de Afganistán y los dos helicópteros Súper Puma llegaron al punto de extracción cuando ya había caído la noche. Tras contactar por radio, la aeronave realizó una aproximación para aterrizar en el polvo del desierto. Una nave aterrizaba, la otra vigilaba desde el aire.

“Una vez en tierra, y antes de disiparse la nube de polvo, el suelo cedió bajo la rueda trasera izquierda del tren de aterrizaje. El aparato se inclinó hacia ese lado y volcó”, se puede leer en el dossier. Así, un total de nueve españoles quedaron en tierra junto a los americanos heridos.

Ante esta situación, el otro helicóptero intentó aterrizar para rescatarlos a todos, pero la nube de polvo que levantaban sus aspas dificultaba mucho la operación. Viendo que quedaba poco combustible y que los españoles estaban en buen estado, regresó a la base más cercana (a 100 kilómetros). Los americanos no estaban heridos de gravedad. Tendrían que pasar la noche al raso en territorio insurgente.

La misión, el día siguiente, era la de evacuar a los once soldados y evitar a toda costa que el Súper Puma cayera en manos enemigas. Para ello, llevarían dos helicópteros Chinook, caracterizados por su habilidad de portar cargas extremadamente pesadas. De hecho, su carga máxima está registrada en 6.000 kilos. Sin embargo, un Súper Puma pesa mucho más que eso y habría que desmontarlo para poder elevarlo con las potentes hélices paralelas de los Chinook.

Esta es la premisa inicial de ‘Zona hostil’, la primera superproducción bélica española. Podríamos seguir narrando el dossier, pero sería hacer un spoiler de la película. La cinta, dirigida por el mexicano Adolfo Martínez (autor de películas con nombres tan pintorescos como ‘El sexo me da risa 2’, ‘Alta infidelidad’ o la saga de ‘Los verduleros’).

Para realizarla, dispusieron un presupuesto de cinco millones de euros, una cifra envidiable si tenemos en cuenta que la mayoría de películas nacionales están en torno a los dos. Las productoras que han unido fuerzas para ‘Zona hostil’ han sido Tornasol Films, Hernández y Fernández PC y Castafiore Films.

El rodaje ha tardado dos años desde que contactaron con el Ejército de Tierra, que cedió a los cineastas dos helicópteros de ataque Tigre y tres Chinook para la grabación. Además, los actores pasaron dos semanas entre las filas del ejército. La primera para recibir una formación militar básica, el manejo del armamento que usarían en la película y los rangos jerárquicos en la cadena de mando.

La segunda semana, cada actor estuvo en la unidad que representaría en la pantalla grande. De hecho, en ‘Zona hostil’ participaron unos 80 militares de la Legión y las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra como figurantes. El coronel en la reserva José Allué fue jefe del contingente español en Afganistán en 2005 y el principal asesor de la película; siempre en un intento de que lo que quede plasmado en el celuloide sea lo más real posible.

 

Curiosamente, fueron los propios asesores militares quienes recomendaron el desierto de Almería para grabar. Muchos militares que estuvieron en las operaciones en Oriente Medio coincidieron en que los cañones que enmarcarían las cintas de Sergio Leone eran iguales a los de Afganistán.

En cuanto a los actores, destacan Ariadna Gil (‘Belle Époque’) como la capitán Varela; Raúl Mérida (‘Reverso’) como el teniente Conte; Antonio Garrido como el comandante Ledesma o el último ganador del Goya, Roberto Álamo.

El conflicto en Afganistán comenzó en 2001 cuando EEUU e Inglaterra, por un lado, y la ONU por otro acudieron a la región para “pacificarla” y reconstruirla. España entraría poco después, pero su cometido serían principalmente labores humanitarias, de seguridad y de entrenamiento de las fuerzas de la zona. Las operaciones ofensivas correrían a cargo más que nada de los americanos.

‘Zona hostil’ ha sido recibida con buenas críticas, aunque las películas bélicas no suelen destacar por su innovación. La tensión es tangible, las operaciones tácticas son verosímiles y cinematográficamente está muy bien resuelta.

Y, si prefieres esperar a que llegue a tu pequeña pantalla, recuerda que los Seguros de Hogar MAPFRE se pueden ampliar para que incluyan a tu televisor y así estar seguro de que por muchas explosiones que hayan, por muchos disparos que retumben y por muchos helicópteros que vuelquen, tu pantalla plana estará a salvo.

Google BookmarksFacebookTwitterLinkedInYahoo BookmarksRedditDiggEmailWhatsApp