Ago24

Enamórate de Tokio en el cine

Publicado por

FacebookTwitterWhatsAppEmailPinterestGoogle Bookmarks

Antes de partir a Tokio conviene echar un vistazo a lo que nos muestra el cine sobre la capital nipona, de costumbres y cultura tan diferentes a las nuestras. Gracias a estas películas comprenderemos muchas de las costumbres de esta ciudad.

Mujer japonesa con el traje tradicional de maiko.

Más que una ciudad, Tokio es una gran metrópolis extraña y, quizá, la mayor extravagancia surgida del ingenio humano. Sólo aquí podrás alquilar una mascota por horas; usar retretes venidos del futuro con complicados mandos y mil funciones; ver jóvenes vestidos con atuendos que recuerdan a un peluche; disponer de todo tipo de máquinas expendedoras, incluso de ropa interior usada; o en tu partida, que te despidan arrodillados en las puertas de sus casas.

Aquí, la vida fluye de una forma distinta entre sus más de 36 millones de habitantes, donde el abanico de historias es inmensurable. El cine ha tratado de plasmar algunas de ellas usando como escenario la gran metrópoli y el anonimato que su idiosincrasia brinda a sus protagonistas.

Nosotros hemos querido hacer una selección de la aportación que ha hecho el séptimo arte para adentrarnos en su cultura con esta selección de películas sobre Tokio. Si vas a hacer un viaje a la capital nipona no debes perdértelas.

Cuentos de Tokio (1953)

Con esta obra maestra comprenderemos cómo es el tipo de vida de una gran ciudad como Tokio: prisas, estrés, obligaciones… La cinta narra la historia de un matrimonio anciano que visita a sus hijos en Tokio. Pero, debido a la intensidad del ajetreo de la ciudad, estos no disponen de mucho tiempo para atenderlos. Finalmente, será una de sus nueras la que se ocupe de ellos.

Si rehúsas de las películas antiguas en blanco y negro, puedes ver el remake que se hizo en 2013: “Una familia de Tokio”.

Tampopo (1985)

Esta comedia disparatada provocó una auténtica oleada de fans del ramen, el famoso plato japonés. En ella, dos hombres tratan de enseñar a una joven viuda y dueña de un restaurante cómo se hace el ramen perfecto.

Lost in Translation (2003)

Este clásico de Sofia Coppola muestra la cara menos amable de Tokio: una ciudad descarnada, loca, con sus luces de neón. Aun así, es una película que hay que ver antes de emprender el viaje, ya que en ella aparecen los lugares de obligada visita para todo turista que se precie: La planta 52 del Hotel Hyatt Park, donde se encuentra el New York Bar en el que disfrutar de unas de las mejores vistas de la ciudad; o el famoso Karaoke de Shibuya.

La historia narra las amargas vivencias en la metrópoli de un hastiado actor (Bill Murray) y una joven (Scarlett Johansson), donde la barrera idiomática, esos enormes rascacielos y la multitud de masas de gente anónima contribuyen a generar esa sensación de alienación que tienen los protagonistas.

Kil Bill: Volumen 1 (2003)

Con esta película, Tarantino hace un homenaje intenso y condensado al cine oriental. El viaje de venganza de La Novia nos traslada al país nipón, donde presenciaremos una de las luchas a espada más espectaculares de la historia del cine.

Memorias de una geisha (2005)

La adaptación del best-seller homónimo de Arthur Golden trata uno de los temas que más fascinación y curiosidad despierta en los occidentales, las Geishas. Una niña es vendida por sus padres a una casa de Geishas, donde recibirá una estricta instrucción para convertirse en una de ellas. El reflejo que se hace de estas mujeres es realmente perfecto.

Babel (2006)

Esta película de vidas cruzadas y consecuencias globales cuenta con escenas rodadas en Marruecos, Túnez, México y, cómo no, Tokio. Los relatos son independientes pero tienen conexiones entre ellos. La historia ambientada en Japón nos cuenta las peripecias de una adolescente sordomuda que pierde a su madre cuando ésta se suicida. Una opción perfecta para comprender las costumbres y la vida cotidiana en Japón.

Mapa de los sonidos de Tokio (2009)

Aunque la crítica no fue muy benevolente con esta película de Isabel Coixet, es un imprescindible para descubrir lugares tan emblemáticos como Nihonbashi  (el centro financiero), la Torre de Tokio, o Hanayashiki, el parque de atracciones más antiguo de Japón.

Narra la dramática y romántica historia de amor entre una asesina a sueldo, que oficialmente trabaja en una lonja de pescado, y el propietario de una tienda de vinos.

Cars 2

 (2011)

El cine de animación también ha usado Tokio como telón de fondo. En esta ocasión, Pixar nos cuenta la historia de una carrera de coches que se desarrolla en varios países, entre ellos, Japón. De hecho, Tokio es la ciudad elegida para iniciar la competición. Los dibujos muestran lugares como la Torre de Tokio, el Rainbow Bridge, los hoteles cápsula, o el teatro Kabukiza.

Conoce el país a través de su cine

El cine es una forma interesante y amena de conocer a fondo el país que queremos visitar. No solo nos muestra sus monumentos o lugares típicos, además nos ayuda a comprender mejor sus costumbres o conocer a fondo la cotidianeidad de su día a día. Porque muchas veces, una mala película es mejor que la mejor guía de viajes. Además, antes de partir, es recomendable contar con el Seguro de Viajes MAPFRE, para que dispongamos de todas las garantías también fuera de nuestras fronteras.

Enamórate de Tokio en el cine was last modified: septiembre 13th, 2017 by GeneraciónYoung

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Conectar con Facebook

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

TE RECOMENDAMOSx