nov23

El libro infantil, motor de la literatura interactiva

Publicado por

Antes de abordar el verdadero tema de este post creo que sería conveniente comentar que puede haber cierta confusión en torno a términos como la literatura digital, más que nada porque todos los que dedicamos una buena parte del día a hablar de estas cosillas, no parece que nos pongamos de acuerdo en cuanto a los términos a usar para referirnos a cada “cosa”.
 

Uno de los libros de La Tortuga Casiopea

Uno de los libros de La Tortuga Casiopea

Para mí, de entrada, la literatura digital podría ser cualquier tipo de literatura que llegue hasta nosotros en un soporte digital, no en papel, aunque hay mucha gente que ya entiende como literatura digital una forma diferente de hacer las cosas, libros hechos mezclando texto y otras formas narrativas, como el vídeo o el juego interactivo. De momento yo prefiero referirme a cada cosa con un nombre que lo defina claramente: si es un libro interactivo, pues eso, y sí es un e-book enriquecido con vídeo, más de lo mismo.




Literatura interactiva, solo para tablets y smartphones

 
Hablemos un poco de literatura interactiva o enriquecida. La semana pasada tuve la oportunidad de tomar parte en LiburuTEKia, unas jornadas sobre literatura y Nuevas tecnologías. En ellas, el escritor Juan Gómez Jurado mencionó una experiencia fallida de libro enriquecido con vídeo en Estados Unidos; podríamos debatir horas sobre si este tema tiene un futuro incierto, o si simplemente el mercado no estaba aún maduro.
 
Sin embargo sí que parece que el futuro es más halagüeño en el caso de la literatura interactiva para niños, que vendría a ser el sustituto natural (o el complemento), a los libros con figuras en tres dimensiones, los libros con pestañas o los libros que incluyen ruidos, luces, o cualquier otro tipo de añadido. Por ejemplo, en AppleWeblog, hace unos días, nos hablaban de una plataforma para la compra y descarga de libros interactivos, llamada PlayTales con muchas propuestas de lectura infantil para iOS o para Android, es decir, para leer e interactuar en un iPad, un iPhone o en tablets o smartphones que funcionen con Android.
 
Imagen de previsualización de YouTube
 
En este punto del artículo volvemos de nuevo al tema inicial, el debate de las definiciones, ya que vemos que este tipo de lectura no se puede acometer en un e-reader de tinta electrónica, sino tan solo en un tablet o dispositivo con similares prestaciones, (os recuerdo las diferencias entre unos y otros), así que, ¿estamos ante un e-book, un libro, o ante una aplicación?, ¿esto deja el e-book interactivo como un mero tipo de aplicación perdida entre muchas?
 
En realidad todas estas preguntas no son lo más importante. Lo bonito es que estamos hablando de libros, y de literatura infantil. Quiero terminar el post recomendando la visita a dos editoriales/empresas españolas, que están haciendo cosas interesantes en este ámbito: La Tortuga Casiopea, desde Barcelona, y DADA Company, desde Bilbao.
 
Foto | Cilij

Google BookmarksFacebookTwitterLinkedInTuentiYahoo BookmarksRedditDiggEmail

Deja un comentario

Conectar con Facebook

Su email nunca será publicado ni compartido

 

TE RECOMENDAMOSx